eCommerce, el camino hacia los negocios del mañana

Según un estudio reciente, el mercado de comercio electrónico en Portugal se estima en 75 mil millones de euros. Cada vez más buscados por los usuarios digitales, ¿qué desafíos presentan las empresas y cómo pueden beneficiarse de esta transformación?

A principios de siglo, pocos serían aquellos que estarían dispuestos a comprar productos o servicios a través de Internet, teniendo que proporcionar sus datos bancarios sin saber exactamente qué había al otro lado de la pantalla. Hoy, casi dos décadas después, el panorama ha cambiado drásticamente y los usuarios digitales buscan cada vez más el comercio electrónico. Ya sea por precios atractivos, por conveniencia o simplemente por diferenciación de productos, el comercio electrónico ya no es una tendencia sino una necesidad del presente para las empresas que desean seguir existiendo en el futuro.

La realidad de las organizaciones de la cuarta revolución implica inevitablemente la digitalización y la búsqueda de nuevos mercados, pero también la apuesta por la innovación de procesos. Este siempre será el primer paso hacia la transición de lo físico a en linea, que, aunque lleno de ventajas y oportunidades, también presenta varios desafíos para los gerentes. En Portugal, a pesar de una puesta en marcha tímida, el comercio electrónico ha ido ganando peso en los últimos años, registrando un aumento progresivo de la demanda, la oferta y el valor de mercado. Según un estudio reciente de ACEPI – Asociación de Economía Digital con IDC, presentado a principios de este año, en 2017 las ventas en línea valían alrededor de 75 mil millones de euros, lo que representa el 40% del PIB nacional.

Sin embargo, no todo son buenas noticias para la escena portuguesa. En el mismo documento, los relatores advierten que todavía hay un 60% de empresas que no tienen presencia en línea, ya sea a través de su propio sitio web o en las redes sociales. Alexandre Nilo Fonseca, presidente de ACEPI, cree que "si nuestras empresas ni siquiera se encuentran en Google, entonces estamos perdiendo una gran oportunidad" y, por lo tanto, "es como si no existieran". El estudio también señala que en el segmento B2C, que registró compras de 4.600 millones de euros en 2017, los productos más buscados son indumentaria y accesorios de moda (57%) y equipos y accesorios de telecomunicaciones móviles (52). %). En cuanto a las transacciones entre empresas, el monto alcanzado fue de alrededor de 70 mil millones de euros (+ 11.1% respecto al año anterior).

A nivel internacional, la tendencia va en la misma dirección: el crecimiento del comercio en línea. Según una encuesta realizada por Euromonitor International, este año el 50.8% de la población mundial está conectada a Internet, uno de los factores que más ayuda al desarrollo del sector, y una parte considerable de estos nuevos cibernautas provienen de mercados emergentes como China. , India y varios países africanos. Para tener una idea de la importancia del crecimiento de China e India, estas dos naciones representan alrededor de 105 millones de usuarios. en linea, más que los de los Estados Unidos.

Consumidor digital

Además del crecimiento impulsado por el mayor número de personas conectadas a Internet en todo el mundo, el desarrollo y la madurez de los métodos de pago a distancia también ha contribuido al uso generalizado del comercio electrónico. Si bien los pagos con tarjeta de crédito solo eran posibles hace dos décadas, las billeteras digitales de hoy tienen una gran variedad de opciones disponibles: Paypal, MBWay y muchas otras, lo que permite a los compradores digitales tener más confianza.

Según CTT e-Commerce 2018, un informe de la compañía postal sobre el mercado, el perfil del comprador se divide en jóvenes independientes (27,6%) y parejas maduras (32,1%) como los principales partidarios. y entre parejas jóvenes (17,9%) y personas mayores (5%), como las que compran menos en linea. Por otro lado, el estudio también muestra que los compradores electrónicos realizaron 15,2 compras por año, un aumento del 33% con respecto al año anterior, lo que una vez más destaca la tendencia creciente.

Retos para las empresas.

Aunque el comercio electrónico es cada vez más una opción para muchas personas, esta disponibilidad no significa que las empresas tengan una vida más simple a la hora de vender. en linea. Hay mucho que considerar al hacer la transición, o al menos expandirse al canal digital, hacia el en linea, en particular en lo que respecta a la experiencia del usuario, la seguridad del sitio web o la aplicación móvil que sirve como mercado.

Entonces, antes de pasar a las ventas por Internet, debe considerar estos cinco puntos:

  • Estrategia de adquisición de clientes

Al igual que con el comercio minorista tradicional, las empresas deben establecer un presupuesto para solicitar la adquisición de clientes, a través de publicidad digital, redes sociales o contenido de marca, entre otros, y también construir una estrategia para lograrlo.

  • Experiencia del usuario

Quizás este sea uno de los puntos más importantes para comenzar con el comercio electrónico: garantizar una buena experiencia de usuario para su sitio web o aplicación. Entre los muchos factores que influyen en él, destacan la estructura organizativa de la plataforma, la velocidad de carga, el procesamiento de pagos y el fácil acceso a toda la información de cada producto o servicio. Idealmente, debe optar por realizar un lanzamiento beta de la plataforma y solicitar comentarios de un conjunto selecto de compradores, incluidos empleados y asociados cercanos, para que pueda ajustar lo que se necesita antes del lanzamiento oficial.

Al igual que con cualquier sitio web o aplicación móvil, garantizar la seguridad de sus usuarios y pagos es fundamental para generar la confianza de sus clientes. Además de los certificados SSL, intente dedicar un equipo dedicado a construir la plataforma y proteger, en la medida de lo posible, el front-end y el back-end del sitio web o aplicación.

Ningún comprador digital quiere encontrar métodos de pago arcaicos, inadecuados o poco prácticos. Por esta razón, intente seleccionar las formas de pago más comunes (Paypal, MBWay, tarjetas de crédito y débito o incluso referencias de cajeros automáticos) y asegúrese de que las elegidas sean realmente seguras y confiables.

Otro factor esencial para el éxito de un negocio de comercio en línea es, sin duda, la facilidad, confiabilidad y rapidez de la entrega de correo o mensajería. Por lo tanto, el primer paso será encontrar la mejor solución para su plataforma que pueda depender de muchas variables: cuáles son sus principales mercados (nacionales o internacionales), qué tipo de productos comercializa e incluso el costo asociado. De hecho, este es un factor importante tanto para la empresa como para el cliente, ya que ambos quieren gastar lo menos posible en los pedidos de envío. Hay mercados que ofrecen envíos en compras por encima de cierto valor, otros que cobran valores bajos pero no garantizan entregas rápidas e incluso aquellos que ofrecen diferentes opciones, la elección se entrega a discreción del cliente.

  • Política de devoluciones

Por último, pero no menos importante, está la política de devoluciones o cambios. No existe una receta segura para este punto, ya que estas reglas dependerán en gran medida del tipo de productos que comercialice. En mercados Plataformas grandes como Amazon, eBay o Wish, las plataformas funcionan con vendedores seleccionados y, en la mayoría de los casos, garantizan un reembolso o cambio sin problemas. Recuerde, cuanto más simple y transparente sea su política de devolución o cambio, más confianza podrá confiar en su relación con el cliente.

En la encuesta de Euromonitor International a más de 600 profesionales en 2018, aproximadamente el 55% de los encuestados cree que la Inteligencia Artificial (IA) mejorará la participación del cliente. Tecnologías como esta permiten, entre otras cosas, hacer que las sugerencias de productos o servicios sean más precisas para un cliente con un perfil particular, pero también para adaptar precios y ofertas a segmentos de edad, sexo o incluso geográficos.

Si bien no hay recetas mágicas para comenzar con el comercio electrónico, no faltan buenos ejemplos en el mercado nacional e internacional donde puede inspirar y comprender la mejor estrategia para su negocio en particular. Recuerde, la confianza, la seguridad y la facilidad son la clave del éxito de cualquier plataforma de venta en línea.

Artículos relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*